Tutoriales dZoom: fotografiando "a vista de gusano"

El ángulo de la toma nos habla de la altura y el grado de inclinación de la cámara con respecto al sujeto fotografiado. Normal o "a nivel", picado, contrapicado, cenital o picado perfecto y "nadir" o contrapicado perfecto, son los cinco ángulos llamados clásicos pero podría añadirse uno más que en realidad es una variante del normal: el de "gusano". 



El ángulo de "gusano" o "de oruga" consiste en realizar la toma tumbado en el suelo con la cámara al mismo nivel que el sujeto, un sujeto que, por sus características, también "vive" o se encuentra en el suelo. Así, no sólo conseguimos captar la realidad desde un punto de vista habitual, sino que además nos permite darles protagonismo o incluso reproducir la visión que ellos tienen del mundo que les rodea.



Por tanto ¿en qué casos nos vendría bien realizar este tipo de tomas a ras de suelo? 
Pues para fotografiar pequeños animales que viven a ras de suelo o mascotas cuando están tumbadas:


Para fotografiar objetos de reducidas dimensiones, para fotografía "macro" en la Naturaleza...


Para fotografías a niños jugando y bebés, especialmente cuando estos no son capaces de permanecer erguidos:


O simplemente, para ver las cosas desde un punto de vista diferente...


fuente: dZoom