Páginas

Home tour: un ático con toque femenino y vintage

Una buhardilla en la que no encontraremos apenas tabiques - tan sólo el que separa la estancia principal del dormitorio - ni puertas, tan sólo la del cuarto de baño y el armario ropero de la entrada. 
Un apartamento diáfano en el que predominan la pintura y los muebles en blanco pero que lejos de resultar desangelado o frío, puede decirse que tiene un toque romántico, femenino y vintage ¿Cómo se ha conseguido? Pues con accesorios como las botellas de vidrio, la silla de cuero envejecido y la mesa de centro del salón o la lámpara de cristal de la cocina; pero sobre todo con el papel pintado con que se han diferenciado los distintos ambientes: en tonos rosados para la zona de estar, y en gris y blanco para el recibidor...

Home tour: un ático con toque femenino y vintage