Páginas

Cómo diseñar una buena tarjeta de visita

Si estás pensando en crear tu propia marca, o si ya tienes tu propio negocio o actividad profesional en marcha, supongo que no te habrás olvidado de ellas ¿no? Estoy hablando de 


LAS TARJETAS DE VISITA
Y es que aunque vivamos en la era de lo digital, las tarjetas de visita siguen siendo absolutamente esencialesSí, vale: son pequeñas, apenas un trozo rectangular de papel pero son nuestra carta de presentación; suficiente para, al igual que ocurre con un logotipo, transmitir parte de nuestra personalidad, de nuestro estilo, de nuestra forma de hacer las cosas. 
Prueba de ello es que si hacemos una búsqueda rápida en Google, podemos encontrar montones de sitios web que ofrecen plantillas gratuitas de tarjetas de visita ( AQUÍ tienes algunas) que el usuario puede personalizar y diseñar, organizando los distintos elementos según sus gustos personales y necesidades.
Tan sólo hay que tener en cuenta estos

REQUISITOS QUE DEBE CUMPLIR UNA TARJETA DE VISITA

En primer lugar, dejar el espacio en blanco suficiente para que nombre y logotipo destaquen.




Segundo, establecer una jerarquía entre los elementos a incluir, es decir, definir claramente qué elementos son más importantes y merecen un lugar más descatacado como el nombre, el logotipo, la información de contacto...



Tercero, incluir sólo la información imperecedera, es decir, evitando incluir lemas de campañas publicitarias concretas, ofertas, cupones...




Cuarto, mantener una coherencia en lo que se refiere a colores, tipografía y elementos gráficos, con respecto al diseño global de la marca (logotipo, página web, "packaging"...). 
En este sentido sin embargo, si en el diseño de nuestra marca combinamos varias fuentes, colores o elementos gráficos muy pesados, sí conviene que "dosificarlos" de tal manera que nuestra tarjeta de visita resulte fácil de leer



Quinto, también conviene incluir la URL de la página web a la que el cliente siempre podrá dirigirse en busca de información adicional. Así la tarjeta se convertirá, por ejemplo, en un recordatorio de la dirección de vuestro portfolio...



Y si es posible, utilizar la parte posterior para añadir información suplementaria como un eslógan, un pequeño mapa o alguna imagen llamativa...


Pero siempre sin olvidar que 
LO IMPORTANTE ES EL MENSAJE
imágenes: Moo