Teoría del color: las cuatro armonías de color básicas

Las cuatro formas básicas de combinar los colores de una forma segura para lograr un efecto visualmente atractivo

Las cuatro armonías de color básicas


1ª.- COMBINACIÓN MONOCROMÁTICA

Consiste en tomar las distintas tonalidades de un mismo color.
Es una combinación segura y agradable a la vista ya que permite utilizar los tonos más oscuros o los más claros como base, y darles vida con los tonos más intensos








2ª.- COMBINACIÓN CONTRASTADA

Consiste en combinar colores opuestos (complementarios) en el círculo cromático como por ejemplo rojo y verde, azul y naranja…
Resulta dinámico y alegre pero puede resultar un poco excesivo por lo que debe darse mayor peso a uno de ellos y reservar el otro para dar, precisamente, un toque de contraste... 




3ª.- COMBINACIÓN CONTRASTADA MODERADA

Es parecida a la anterior por cuanto que se basa en escoger colores opuestos en el círculo cromático, pero en este caso en lugar de escoger uno sólo con su complementario, se escogen varios que estén seguidos en la rueda, y uno o varios, también seguidos, del lado de los complementarios. Por ejemplo varios tonos que contengan el rojo como base, y uno o varios tonos que contengan su complementario, el verde...








4ª.- COMBINACIÓN ARMÓNICA o ARMONÍA TONAL 

Es la combinación de tonos consecutivos dentro del círculo cromático. Por tanto, serán distintos colores pero en la misma tonalidad, es decir, o bien todos intensos, o bien todos oscuros o bien todos claros como ocurre con esta paleta de colores pastel: