Páginas

¿Eres diseñador? Consejos para crear tu portfolio

El portfolio de un profesional del diseño es una herramienta de comunicación y venta esencial, su carta de presentación. Y aunque parezca mentira "en casa de herrero cuchillo de palo" y a menudo a un diseñador, por bueno que sea, le cuesta más realizar este trabajo para sí mismo que para un cliente. 
Por eso no está de más enumerar algunos consejos que ha de tener en cuenta:

1º.- Es conveniente crear un portfolio físico además del portfolio online ya que, si bien el segundo es unu escaparate ante el mundo abierto las 24 horas del día, con un portfolio físico dispone de una herramienta tangible con la que presentarse ante clientes concretos, además de poder adaptar el contenido en función de sus intereses.

consejos para crear un portfolio de diseñador
portfolio: Raül Garcia Gili


2º.- Establece objetivos: serán los que te marquen el rumbo a seguir. Define qué es lo que quieres conseguir, si aspiras a lograr un puesto de trabajo concreto o en cambio trabajar para un determinado sector o empresa ("packaging", diseño editorial, diseño web, ilustración...)

3º.- Escoge la mejor plataforma: decide si quieres crear tu propia página web invirtiendo en tu propio dominio, o bien alojándola en plataformas de creación de blogs como Blogger o Wordpress. También tienes la opción de crearla a base de plantillas en plataformas como Squarespace.

4º.- Selecciona con cuidado tus trabajos: aunque te sientas tentado a mostrar en tu portfolio todo lo que has hecho hasta el momento, lo más sensato es seleccionar sólo lo que encaje con los objetivos perseguidos.

portfolio: Jenna Mack


5º.- Dale un contexto a los proyectos que presentes, es decir, incluye una pequeña explicación sobre qué es lo que demandaba el cliente cuando hiciste determinado trabajo, y cómo lo resolviste. 

6º.- En el caso del portfolio físico, añade un índice a fin de que todo se vea más ordenado y la información esté estructurada con claridad. 

portfolio: Raul Pasco


7º.- Crea varias versiones de tu portfolio. Por ejemplo, si dominas varias disciplinas (diseño gráfico, ilustración, fotografía...) conviene que tengas uno en el que cada una de éstas tenga mayor peso. 

8º.- Mantén tu portfolio online actualizado. Así lograrás un doble objetivo: el primero posicionar mejor tu web gracias al SEO, de ahí la utilidad de los blogs como un modo de renovar los contenidos y atraer visitas. En segundo lugar de la misma manera que el dinero llama al dinero, al renovar tu portfolio estarás dando la impresión de que tienes trabajos nuevos. 

portfolio: nubbytwiglet.com


9º.- Crea proyectos personales. Si estás empezando y todavía has hecho pocos trabajos para clientes reales, crea nuevos proyectos "ficticios" pensando en el tipo de cliente al que intentas llegar: aunque el cliente no exista realmente, te mantendrás actualizado en lugar de permanecer quieto y simplemente esperando.

10º.- Dale a tu trabajo toda la visibilidad que puedas. Promociona tu trabajo a través de plataformas como Behance, Flickr, Dribble deviantART: cuanto más se vea tu trabajo en la red, más posibilidades tienes de que lo vean y se interesen por él.