Páginas

DIY: ideas para colgar fotos sin marco

Si como a mí, a vosotros os encanta decorar con fotos, hoy os traigo una idea muy decorativa y superfácil de hacer con la que podréis dar un toque personal a cualquier rincón de la casa con todas esas instantáneas que a diario sacamos con nuestros móviles y cámaras de fotos, y que finalmente se quedan ahí.
La idea es imprimirlas y luego lucirlas en un colgador de fotos... así:
DIY: ideas para colgar fotos sin marco


Necesitaremos:
Una varilla de madera o bambú, un cordón, arcilla, un rotulador permanente grueso, un cuchillo, cinta de "washi tape" y por supuesto... ¡unas cuantas fotos!

Seguiremos estos pasos:
En primer lugar cortaremos el cordón según la medida de la varilla y un poco más para que quede holgado y se pueda colgar. Lo atamos a los extremos y luego le ponemos un poco de pegamento paraque quede más seguro y no se mueva.


A continuación cortaremos otros tres trozos de cordón que podrán ser iguales o, si lo preferís, el del centro un poco más largo; a vuestro gusto.
Haremos con ellos lo mismo: atarlos a la varilla y asegurarlos con un poco de pegamento.


 Como vais a ver al final de este post, nuestro colgador podría quedar listo simplemente así pero nosotros le hemos añadido unas piezas que además de servir de adorno, hacen de contrapeso para que las fotos no se muevan. 
Para ello utilizaremos arcilla polimérica; la moldearemos, la aplastaremos con un rodillo...


Y a continuación cortamos unos triángulos, aunque obviamente vosotros podéis hacer cualquier otro tipo de figura de contornos rectos: tened en cuenta que tendréis que recortarla con un cuchillo...


Luego, con el extremo de un bolígrafo hacemos un agujero cada triángulo para pasar el cordón, y pasamos a hornear la arcilla siguiendo las instrucciones que nos marque el fabricante...


Una vez cocidas nuestras tres piezas de adorno, les pintamos unas rayas en color blanco tal que así...


Las anudamos a los extremos de cada una de las tres cuerdas, y ¡listo nuestro colgador!
Ya sólo nos queda exponer en él nuestras fotos; lo haremos con la ayuda de la cinta de "washi tape", pegando las fotos al cordón así:


Fácil ¿verdad? Pues así, una a una hasta que nos quede así de bonito...

fuente: HOMEY oh my!
Aunque también podéis dar rienda suelta a vuestra creatividad y dejarlo sin adornos, cambiando la varilla por una vieja rama de árbol...




O utilizando otra rama como contrapeso (a modo de escala de madera) y sujetando las fotos con unas pinzas de madera...


Lo dicho: 
¡dando rienda suelta a vuestra creatividad!