Páginas

Crear tu propia marca: el "design thinking"

En el post anterior de esta serie de artículos sobre "cómo crear tu propia marca" (irte hablábamos de algunos conceptos que todo emprendedor debe conocer una vez que se ha puesto a ello: a desarrollar su idea, a crear su propia marca.

Hablábamos de qué es una marca y para qué sirve, de qué son la identidad y la arquitectura de marca, y también del proceso de "branding" y de ese método de generación de ideas llamado "brainstorming"... Pues bien, hoy te hablaremos de otro método diseñado no sólo para la generación de ideas sino también para la resolución práctica de todos los problemas que puedan surgir a la hora de desarrollarlas: el "design thinking".



¿QUÉ ES EL "DESIGN THINKING"?  

El “design thinking” es, como decimos, un método de creación de ideas pero que  combina dos factores esenciales: creatividad y racionalidad. Y ello con el fin no sólo de diseñar una idea, sino de construirla, de darle forma; lo que supone validarla, es decir,  averiguar si nuestra idea vale para algo, si va a satisfacer las necesidades de alguien, si tiene clientes potenciales.


LOS 7 PASOS DEL PROCESO DE "DESIGN THINKING"

El proceso de "design thinking" implica llevar a cabo estos siete pasos y por este orden:

1º.- Definir qué problema queremos resolver con nuestro producto, a quien nos dirigimos.
¿Tienes una idea? Para saber si es factible, interesante y merece la pena ser desarrollada, piensa: ¿es algo que la gente necesita? ¿resuelve algún problema que tuene un buen número de personas o supone alguna mejora para otras ideas que ya están funcionando en el mercado? O al menos ¿es algo lo bastante original como para despertar la curiosidad, para crear la necesidad en la gente?

2º.- Investigar y observar: analizar otros casos de personas que han tenido la misma idea que nosotros y han fracasado y por qué; o de empresas parecidas que a tu juicio están dejando ese hueco que tú crees que puedes ocupar.
Busca en Internet ideas iguales o parecidas a la tuya, diseña encuestas para lanzar a través de las redes sociales o recurriendo a webs específicas. 

3º.- Idear: es el momento del “brainstorming”, de discurrir, de generar cuantas más ideas mejor.

4º.- Prototipar: crear, fabricar un primer producto a modo de experimento para hacer llegar al público, para luego…
5º.- Testear: dar a probar ese producto al consumidor. Será el momento de analizar atenta y objetivamente tanto las opiniones favorables como las desfavorables para mejorar nuestro producto, para seguir puliendo nuestra idea: porque es el usuario final y nadie más el que nos ha de marcar el camino.

6º.- Implementar: ahora que ya sabes que tu idea puede tener éxito, entonces la cosa se pone seria; es el momento de analizar al detalle todos los pasos que debes dar, anotarlos y describirlos para determinar qué recursos te van a hacer falta.

7º.- Seguir aprendiendo: una vez que estás ahí, en la inmensidad del mercado, de la Web, lo que te queda es, día a día, SEGUIR TRABAJANDO.

 Ojalá que estés midiendo tu éxito, pero lo que sí debes seguir haciendo es atender a las nuevas pautas de consumo, posibles nuevos usuarios, nuevas necesidades, nuevas tendencias…
Ya sabes: "¡ renovarse o morir !"

Por último, te vamos a dejar los enlaces a 
ALGUNSA WEBS QUE TE INTERESA VISITAR

Webs de ideas
Para ver las ideas que tienen otros, para inspirarte y para compartir las tuyas

Webs de encuestas
Para diseñar encuestas y así ver hasta qué punto tu idea merece la pena ser desarrollada


Concursos de ideas para nuevos emprendedores
Para validar tu idea e incluso para buscar "sponsors" con los que hacerla realidad

Y para saber algo más sobre el "design thinking"


Te interesa: resto de tutoriales sobre
"Cómo crear tu propia marca" 
>> ver <<