Páginas

Tipografía: principios de buenas prácticas

El diseñador y fundador de MetaDesign 
Erik Spiekermann 
dijo una vez que quería ser “Ministro de Tipografía” porque con el auge de la informática se había dado cuenta de que el arte de la tipografía estaba siendo practicado por cualquiera, y que muchos de los diseños que encontraba eran un insulto a su “sensibilidad tipográfica”. 


erik spiekermann typography principles

Por eso Spiekermann aconseja 
mirar aprender practicar
para así lograr unos buenos estándares en esta faceta del diseño...


En este sentido, por tanto, cabe definir una serie de principios de buenas prácticas en tipografía, para que un texto sea 
claro conciso y visualmente atractivo


--> Sobre la selección de la fuente <--

1º.- A menudo es mejor utilizar un tipo clásico con un historial probado, cuyos caracteres tienen una coherencia y proporciones legibles que facilitan la lectura. 

2º.- Para destacar partes del texto, tampoco se recomienda utilizar demasiados tipos diferentes a la vez porque se puede confundir al lector que llegará un momento en que no sea capaz de diferenciar qué es importante y qué no al no haber una jerarquía clara.
3º.- Al mismo tiempo, para destacar por ejemplo una frase, tampoco se debe escoger una fuente que se parezca demasiado a la fuente principal porque entonces no destacará lo suficiente y parecerá un error tipográfico. Aquí sí es necesario que exista cierto contraste, para lo cual es un buen recurso utilizar una fuente en cursiva, o una fuente parecida pero que se distinga, por ejemplo, en tener o no tener serifas...



--> Sobre tamaños, jerarquías y pesos <--

4º.- De la misma manera, en un mismo texto se debe evitar utilizar muchos tamaños de letra distintos. Así, basta con dos o tres tamaños, por ejemplo, y que se perciba bien la diferencia entre ellos. 


5º.- Respecto a los pesos, también se debe evitar utilizar fuentes con pesos muy dispares entre sí: una fuente muy “light” apenas se distinguirá del fondo y una demasiado “bold” resultará poco reconocible a menos que se utilice en un tamaño grande, con lo cual se estaría descompensando del resto del texto. 

Así, por ejemplo, para el cuerpo del texto es mejor utilizar los tipos de letra con pesos intermedios y reservar las versiones “extendidas” y “condensadas” para títulos o subtítulos...
imágenes: Erik Spiekermann