Páginas

Los carteles publicitarios: oficio y arte

Alguien dijo una vez que 
"la publicidad es la pintura del arte rupestre del siglo XX" 
Y es que los carteles publicitarios dicen mucho sobre el modo de vida de cada época: hablan de cómo nos alimentamos, de cómo nos vestimos, de cómo nos divertimos...







 Hablan de nuestros gustos, de las modas que seguimos, de los cánones de belleza...






  De lo que deseamos y queremos tener, de nuestros sueños...






Aunque también hay quien cree que la publicidad en realidad no habla de las cosas que deseamos, sino de una especie de mundo paralelo plagado de ejemplares "ideales y perfectos" con los que provocar deseos, crear necesidades que no tendríamos de no ser por su poderoso influjo?

En cualquier caso 
la publicidad es más que un oficio: es un arte
Y un arte, además, a disposición de todos los públicos
Porque los carteles publicitarios no están en los museos sino en las calles, en nuestras casas, en los cines, en las tiendas de música, en las librerías... 




Donde quiera que volvamos la vista algo llamará nuestra atención tratando de persuadirnos; de influir en nuestras emociones mediante el uso de imágenes, símbolos, formas, colores...




 Y sin duda, cada póster, cada display, cada producto de diseño gráfico, podrá reflejar más o menos nuestros verdaderos gustos, podrá influir más o menos en ellos...
pero siempre será arte